We use cookies to enhance your experience on our website. By continuing to use our website, you are agreeing to our use of cookies. You can change your cookie settings at any time. Find out more
  Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech

Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

Se distraen con facilidad

El comportamiento de los niños/adolescentes con este problema se caracteriza por presentar una pauta persistente de falta de atención   y/o hiperactivad con impulsividad, por encima de lo esperado para su edad, en dos o más entornos y que dura más de 6 meses. Por lo que sus relaciones sociales, el ámbito escolar y su vida cotidiana pueden verse perjudicados. Afecta al 3-7 % de la población infantil, por lo que es bastante frecuente encontrarlo en las aulas. Aunque se desconocen las causas directas, existen diferentes teorías que intentan explicar su origen. Los últimos estudios lo consideran un trastorno de naturaleza neurobiológica e incluso genética. Un adecuado diagnóstico diferencial es importante para una ajustada intervención multidisciplinar precoz ya que debido a otros factores médicos, ambientales o sociales (enfermedades, cambios en su vida, abusos, pérdidas…) los chicos pueden también mostrarse inatentos e incluso hiperactivos. Cuando se producen comportamientos conflictivos resulta más fácil detectarlo. En muchos casos viene asociado a otros trastornos, por ejemplo: negativismo desafiante (rabietas, hostilidad), de aprendizaje (fracaso escolar), de ansiedad…

“Son visionarios, intuitivos, grandes creativos, tienen una gran capacidad de trabajo por su energía… Lo que pasa es que esto tiene que estar canalizado y los síntomas negativos, controlados, porque les pueden meter en líos”. Mariano Trillo, psiquiatra infanto-juvenil y experto en TDAH

El cantante Dani Martín, quien ha reconocido abiertamente su hiperactividad, se define como “aquel niño agotador al que tanto apoyaron sus padres”. Enlace a la entrevista en RTVErtve.es

En primera persona

“…Imanol es un muchacho que a los 9 años fue diagnosticado de TDAH. Su mala conducta y sus fracasos escolares motivaron a sus padres a acudir a psicólogos y psiquiatras para conseguir que centrara su atención… A día de hoy Imanol ha podido realizar los estudios de hostelería que tanto ansiaba y manifiesta, en el siguiente video, que con esfuerzo y gracias al tratamiento ha conseguido canalizar el TDAH de una forma positiva.”

Competencia social y autoestima

A veces, las conductas disruptivas pueden afectar negativamente en sus relaciones sociales. Los adultos deben ser conscientes de que son causadas por las dificultades que estos chicos y chicas tienen para controlar sus impulsos y no porque estén desafiando al adulto y las normas establecidas. Las permanentes críticas, y amenazas sólo contribuirán a disminuir aún más su autoestima por las repetidas experiencias de “fracaso”. La comprensión de su problema por parte de su familia y profesores  propiciará una interacción de mayor tolerancia y poder contar con el apoyo de adultos de referencia que le ayudarán a lograr paulatinamente mejores respuestas sociales. Para la superación de sus dificultades es imprescindible propiciar mensajes en los que destaquen sus fortalezas y posibilidades y no solamente sus debilidades; dialogar y ofrecerle la oportunidad de evaluar sus conductas y las consecuencias de ellas. Necesita aprender y practicar habilidades sociales y comunicativas para favorecer la adaptación con los iguales, la familia, los profesores sin perder sus singularidades más positivas. Resulta muy positivo que tome las riendas de su proceder por medio del establecimiento de contratos o acuerdos de cambios de conducta con otros adolescentes, familia y profesores.

Atención y concentración

Requiere de un aprendizaje y entrenamiento de habilidades para focalizar y mantener la atención en ambientes tranquilos y estructurados, donde se reduzcan las distracciones. La planificación y organización conjunta de lo que se espera de él, las rutinas, normas, materiales, la fragmentación de las tareas en diferentes pasos y la asignación de tiempos para cada uno de ellos le permitirán antici par y autogestionarse autónomamente.

Competencia social y autoestima

A veces, las conductas disruptivas pueden afectar negativamente en sus relaciones sociales. Los adultos deben ser conscientes de que son causadas por las dificultades que estos chicos y chicas tienen para controlar sus impulsos y no porque estén desafiando al adulto y las normas establecidas. Las permanentes críticas, y amenazas sólo contribuirán a disminuir aún más su autoestima por las repetidas experiencias de “fracaso”. La comprensión de su problema por parte de su familia y profesores  propiciará una interacción de mayor tolerancia y poder contar con el apoyo de adultos de referencia que le ayudarán a lograr paulatinamente mejores respuestas sociales. Para la superación de sus dificultades es imprescindible propiciar mensajes en los que destaquen sus fortalezas y posibilidades y no solamente sus debilidades; dialogar y ofrecerle la oportunidad de evaluar sus conductas y las consecuencias de ellas. Necesita aprender y practicar habilidades sociales y comunicativas para favorecer la adaptación con los iguales, la familia, los profesores sin perder sus singularidades más positivas. Resulta muy positivo que tome las riendas de su proceder por medio del establecimiento de contratos o acuerdos de cambios de conducta con otros adolescentes, familia y profesores.

Autorregulación

Supone el aprendizaje y entrenamiento de técnicas autoinstructivas (lenguaje interno, reflexión sobre errores y consecuencias… ) de colaboración con otros compañeros y de relajación para mejorar el autocontrol. Un contexto con unas normas claras donde ejerza la disciplina evitando tanto actitudes permisivas como autoritarias.

Qué nos está pasando

Ante la sospecha de que un niño/adolescente pueda tener TDAH es importante que en casa y en el aula se inicien inmediatamente medidas educativas adecuadas sin esperar a la confirmación del diagnóstico. En cualquier caso, estas actuaciones siempre resultarán beneficiosas para la comprensión de las posibles conductas no deseadas y para la aplicación de diferentes estrategias que favorezcan la autorregulación y que mejoren su relación con sus padres, compañeros y docentes. Unas pautas educativas apropiadas pueden contribuir a suavizar los síntomas de TDAH, para que con el tiempo, sean más unos rasgos de personalidad que una patología. En el caso contrario, los síntomas pueden agudizarse y derivar hacia patologías más severas y difíciles. Para el complejo proceso de evaluación y diagnóstico, los padres y profesores cumplimentan una amplia variedad de cuestionarios para observar y estudiar la conducta de estos chicos en diferentes contextos. Y por último, profesionales especialistas en el ámbito sanitario (pediatra, psicólogo clínico, neuropediatra, neurólogo) realizan un informe clínico en el que se detalla el diagnóstico, un resumen de las pruebas en las que se han basado y un apartado de sugerencias para que este documento resulte más efectivo. En algunos casos, también se prescribe medicación, aunque siempre de acuerdo con el criterio del médico y con la conformidad de la familia. Algunos ejemplos de indicadores del trastorno por déficit de atención con hiperactividad según el DSM-IV.

  • No presta atención en los detalles y se equivoca por descuido en las tareas escolares, en su trabajo y en otras actividades lúdicas.

  • Parece que no escucha cuando se le habla directamente.

  • No sigue instrucciones y no finaliza las tareas escolares, encargos u otras obligaciones (sin que sea por negativismo o incapacidad para comprender lo que se le pide).

  • Tiene dificultad para organizarse en tareas y actividades.

  • Se muestra dejado en las actividades diarias.

  • Mueve manos y pies en exceso o se remueve en el asiento.

  • Corre y salta excesivamente en situaciones en que es inapropiado hacerlo (en los adolescentes puede limitarse a sentimientos subjetivos de inquietud).

  • Tiene dificultades para jugar o dedicarse tranquilamente a actividades de ocio.

  • Se precipita a responder antes de que hayan terminado las preguntas.

  • Interrumpe en las actividades de los demás (conversaciones, juegos …).

Criterio de valoración

  • Se considera que el alumno manifiesta síntomas de inatención, de hiperactividad e impulsividad significativos si se marcan 6 ítems o más con el valor “a menudo”.

  • Los síntomas deben haber estado presentes, como mínimo, durante seis meses, tanto en el entorno familiar como en el entorno escolar.

  • La presencia de estos síntomas debe crear dificultades en la adaptación personal, familiar, escolar y social.

En el entorno familiar

“Yo de pequeño tenía TDAH, pero, como eso no se conocía, decían que era travieso y nervioso, que me distraía y que era incapaz de quedarme un minuto sentado. Suspendía en el colegio y mis padres estaban muy preocupados. Con el tiempo no me he curado, pero he aprendido a canalizar ese exceso de energía de forma constructiva. Tuve la suerte de encontrar personas que me ayudaron en la adolescencia.”

Luis Rojas Marcos, psiquiatra, profesor Universidad de Nueva York

En el entorno educativo

Una vez que se conozca el diagnóstico del hijo:

  • Aceptar la situación

  • Cuidar la comunicación y las relaciones del sistema familiar

  • Mostrarle mediante la convivencia pautas de relación social y lo que no funciona en su trato con los demás y por qué.

  • Ayudarle a entender las emociones de los demás y a empatizar, para que vea de qué forma su respuesta condiciona la relación con los demás.

  • Implicarle en la vida familiar hablando con él,compartiendo planes, preocupaciones, gustos, temores, alegrías y satisfacciones.

  • No recriminarle constantemente por los síntomas que le cuesta controlar (despistarse, moverse en exceso, etc.) Sino ensalzarle cuando esté moderadamente atento, o animarlo cuando esté haciendo algo para que lo termine.

  • No sobrecargarlo de actividades extraescolares.

El Déficit de Atención con o sin Hiperactividad no es un problema en sí mismo. La sociedad y la educación ejercen en estos niños y adolescentes una intensa presión a la que responden con conductas desadaptadas. Finalmente, estas les pueden hacer sufrir a ellos, a sus familias y a sus profesores. Actualmente se cuenta para el apoyo de todos los implicados con abundante información, con diferentes profesionales especializados y con comprometidas Asociaciones de afectados en toda España.

Libro blanco del TDAH para familias y docentes

Para ampliar estas informaciones prácticas puede resultar de utilidad este manual en la red de la Fundación CADAH imagen Libro blanco del TDAH

Guías y manuales en pdf

¿CÓMO EDUCAR LAS EMOCIONES? LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LA INFANCIA Y ADOLESCENCIA

Bisquerra, Rafael (Coord.); Punset, Eduard; Nambiar, Madhavi; Aguilera, Pilar; Segovia, Nieves; Planells, Octavi. (2012) Esplugues de Llobregat (Barcelona): Hospital Sant Joan de Déu

Informe del Observatorio FAROS del Hospital Sant Joan de Déu sobre la inteligencia emocional en niños y adolescentes y los fundamentos para la práctica educativa, tanto en la familia como en la Escuela.

Pretende profundizar, por un lado, en la prevención de problemas de salud, animando a que los adultos favorezcan en los niños el desarrollo de la habilidad para tomar conciencia de las propias emociones y las de los demás y la capacidad para regularlas. Y, por otro, cuando ya existan, mejorar su pronóstico afrontándolos con mayor inteligencia emocional.

GUÍA DE ACTUACIÓN CON EL ALUMNADO CON TDA-H

Autores, ADAHIgi, AHIDA, ANADAHI]. Vitoria-Gasteiz: Eusko Jaurlaritzaren Argitalpen Zerbitzu Nagusia = Servicio Central de Publicaciones del Gobierno Vasco, 2006. DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN, UNIVERSIDADES E INVESTIGACIÓN Manual sencillo y claro para la comprensión del TDA-H desde un punto de vista de Educación Inclusiva. Destacan las recomendaciones de actuación para la familia y el profesorado que convive con estos chicos y chicas. Con ellas se pretende favorecer el que sus vidas mejoren y evitarles los problemas añadidos (baja autoestima, ansiedad, fracaso escolar, etc.) que son lo que más perjudica su desarrollo normalizado.

Asociaciones y direcciones de interés en la Web

imagen logo tda-h.info

tda-h.info

Web dedicada a la información sobre novedades y noticias relacionadas con el Trastorno de Déficit de Atención con o sin Hiperactividad y punto de encuentro de familiares, educadores y profesionales para compartir dudas sobre TDA-H.

imagen logo Feaadah.org

Feaadah.org

Federación española de asociaciones de ayuda al déficit de atención e hiperactividad.

imagen logo Comunidad-tdah

Comunidad-tdah

Revista digital mensual multidisciplinar publicada por Sanitaria 2000.

imagen Recursos TDAH Canal de youtube ANÍMATE

Canal de youtube ANÍMATE

“Iniciativa puesta en marcha por la Fundación Adana donde se publican vídeos que reflejan la experiencia de jóvenes con TDAH desde antes del diagnóstico hasta el presente, explorando todos los ámbitos de su vida: personal, social, familiar…”

 
Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech